jueves, 2 de enero de 2020

HOTEL PARÍS-FORNOS de Segovia: De 1923 hasta su desaparición en 1944

     Continuamos con la historia del Hotel París-Fornos de Segovia con la segunda parte de su vida. Con la llegada de la dictadura de Miguel Primo de Rivera, en septiembre de 1923, en los Ayuntamientos de las capitales provinciales se nombran concejales por sectores representativos de la sociedad tanto cultural (se nombran varios Profesores del Instituto o de las Escuelas Normales) como industrial (de varios sectores y de la Cámara de Comercio) o las sociedades obreras y católicas.

     En particular, con respecto a la Asociación de Fondistas y similares, en la cual estaban Hoteles, Paradores y Bares, será representada por Lorenzo Vallés Morer y sería concejal de Segovia en 1924 y 1925 siendo alcalde el militar Tomás Sanz y Sanz. Anteriormente en 1920, 1921 y 1922 había sido concejal el propietario del Hotel Comercio Europeo.


      En 1925 el Hotel París-Fornos mantiene su gran prestigio en las bodas y banquetes, pero sabemos que además dispone de dos automóviles que se matricularon en 1925 (con la codificación inicial para Segovia de SEG-305 y SEG-318 después cambiada por sólo SG en 1928). Uno de estos dos automóviles, según recuerda su nieto, era de marca De Dion Bouton que por sus características técnicas sería el de 15 caballos de potencia y el otro probablemente fuese un Ford. Así constan en la Contribución Industrial de autos de alquiler:


     El hecho de tener automóviles propios Lorenzo Vallés lo refleja claramente en la publicidad del programa de Ferias de 1925 y por lo visto estaban a disposición de los turistas incluyendo un chófer. Muy probablemente alguno de estos automóviles sería incautado en la guerra en 1936.


      Hacia finales de 1923 o poco después, muy probablemente abandona el bajo del edificio inicial de Infanta Isabel Nº 15 porque en las imágenes ya aparece el cartel de los Almacenes de Coloniales de Reguera. Así lo podemos contemplar en una guía turística de 1926.


     En la entrada del hotel hay un voladizo, a la izquierda un cartel con una mujer y en la puerta está a la espera un botones con su traje típico. En los carteles de madera leemos 24 GRAN HOTEL y a continuación intuímos el resto RESTAURANT PARÍS FORNOS.


     El prestigio del restaurante del Hotel París-Fornos se muestra como ejemplo de que fue el encargado de hacer y servir la comida para la visita del Presidente del Consejo de Ministros, Miguel Primo de Rivera, en su visita a Segovia el domingo 28 de febrero de 1926. Con Segundo Gila como presidente de la Diputación se piden varios presupuestos, pero finalmente lo gana el París-Fornos cerrándose con un precio de 25 pesetas cada cubierto para 330 comensales.

      La comida se realizó en el patio de butacas del Teatro Cervantes desmontando todas las butacas y asistiendo más de 350 personas. En la zona presidencial se situaron el dictador acompañado por el alcalde Fernando Rivas y el presidente de la Diputación, Segundo Gila, todos ellos en apoyo al partido de Primo de Rivera, Unión Patriótica. Además se encontraban, entre otros, el Gobernador Civil y el Gobernador Militar y dos ministros, el de Instrucción Pública, Eduardo Callejo de la Cuesta, de ascendencia segoviana y el de Gobernación. 


   En el banquete si Lorenzo Vallés proponía sus famosos huevos París-Fornos y champagne Moët Chandom todo se adaptó más al enaltecimiento nacional, intentando realzar al partido creado en torno al dictador.

     Consta como minuta: Entremeses variados; Huevos a la Unión Patriótica; Langosta Bella Vista con salsa tártara; Ternera a la castellana; Pollos asados con ensaladas y Postres: Bomba oriental, pastas y frutas. Todo acompañado por Vinos tinto, Federico Paternina y blanco, Gómez Cuadrado y champagne español, finalizando con café, licores y habanos.

     En este segundo lustro de los 'felices años 20' Lorenzo Vallés mantiene sus antiguas postales publicitarias, pero en salas del edificio de Infanta Isabel Nº 24. Pensamos que en ese momento tendría más de 20 habitaciones. En una postal circulada en junio de 1926 facilitada por el amigo Juan Francisco Sáez se muestra el Gabinete de Lectura y Música con un piano de pared.


     Gracias a la amabilidad de su nieto Ángel podemos mostrar cómo era el Comedor del hotel en esos años, aunque algunos segovianos vivos lo pueden recordar más como el centro de reunión del Círculo Mercantil de los años 40.


    Además, también podemos comprobar su funcionamiento contable con una factura firmada con el recibí de la hija de Lorenzo, Carmen Vallés Pardos en abril de 1927. En ese momento con pensión completa debían ser 9,50 pesetas diarias.


     En el Teatro Cervantes entre el 7 y el 15 de enero de 1928 la compañía de zarzuela de Eugenio Casals, con el popular barítono Emilio Sagi Barba interpretó diferentes zarzuelas. Una de ellas haciendo varias representaciones de La del Soto del Parral que se había estrenado dos meses antes con gran éxito en Madrid. De forma que, en honor a los libretistas, ya que Anselmo Cuadrado Carreño era segoviano, se hace un banquete en el Hotel París-Fornos asistiendo toda la compañía y los dos autores del libreto.

     Desde 1928 todo el hotel se va a situar íntegramente en el edificio de la calle Infanta Isabel Nº 24. Lorenzo Vallés adquiere la propiedad del edificio con catorce balcones a la calle. Así consta en programa de fiestas de 1929


     Poco después de iniciada la II República el Colegio de Médicos de Segovia para su asamblea anual invitan a dar una conferencia al doctor Carlos Jiménez Díaz (1898-1967), que ya era catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Madrid, para luego tener un banquete en su honor. El banquete se hizo en el Hotel París-Fornos el domingo 21 de junio de 1931 a partir de las dos de la tarde. 

     El gran prestigio del restaurante del Hotel París-Fornos se mantiene y del homenaje que hizo el Colegio de Médicos el jueves 21 de octubre de 1931 a siete de sus miembros extraemos un menú completo del banquete. El presidente del Colegio Eutiquiano Rebollar Rodríguez junto con el inspector provincial de Sanidad, Santiago Colomo, harían la presentación del acto.


    Podemos leer el menú: Entremeses, Huevos París-Fornos, Langosta con salsa tártara, Espárragos con salsa holandesa, Tostón con ensalada y de postre Waleswky a la vainilla acompañado con vinos, champagne y habanos.

    En los años republicanos Lorenzo Vallés hace unas elegantes etiquetas del Hotel Restaurant sólo con el nombre de París abreviando intencionadamente el nombre y se quedó sólo con la capital francesa para dar un toque de modernidad.


     La idea de modernidad también la quieren reflejar intencionadamente en su anuncio del programa de fiestas de San Juan y San Pedro de 1933.


    De un folleto publicitario de la oficina de turismo circa 1934 en el apartado de Hoteles y Pensiones  nos muestra que el Hotel París-Fornos situado en la calle Infanta Isabel Nº 24 dispone de 26 habitaciones. Además, nos muestra los precios entre 11 y 15 pesetas la pensión completa. Por las imágenes antiguas sabemos que catorce de las habitaciones tenían balcón hacia la calle y otras tenían que ser interiores hacia el patio porque ya en ese momento no tenían habitaciones en el antiguo edificio.


     Otro acontecimiento importante celebrado en el Hotel París-Fornos fue el banquete oficial del IX Día de Segovia del Centro Segoviano de Madrid. Ese año organizaron desde el centro un tren especial para trasladar a los 928 viajeros que se inscribieron. El Concurso de dulzaina y tamboril y parejas de baile comenzó a las once y media en el quiosco de la plaza, a la una y media estaba programado el banquete oficial a doscientos metros de distancia. La comida acababa con discursos de segovianismo del presidente Fermín Cubero y el alcalde de Segovia, Pascual Guajardo, para trasladarse rápidamente a ver correr las fuentes de La Granja hacia las cinco de la tarde.

     Sin embargo, al día siguiente el 10 de junio de 1935 fallecía una nietecilla de Lorenzo y Teresa, Manuela García Vallés, hija de Carmen, con cinco años de edad con lo cual fue un triste día para toda la familia.

      A finales de la República vemos, en la foto facilitada amablemente por su nieto Ángel, a la familia Vallés Pardos con todos sus hijos naturales y su hijo político, junto con sus dos nietas Teresa y Beatriz.


     Sin embargo, llegada la guerra civil y poco después de cumplir 71 años en agosto Lorenzo Vallés Morer fallece el 13 de octubre de 1936. El Hotel suponemos que se mantuvo a duras penas con la situación de guerra entre su viuda y su hija Carmen con su esposo Fermín, porque sus dos otros hijos estaban trabajando de maestros. Pero en junio de 1939 Carmen Vallés fallece en un parto quedando huérfanas las nietas que Lorenzo conoció, y una de ellas vive en la actualidad.

     En la posguerra y con la situación de autarquía provocó que el hotel volviese a su nombre inicial Hotel Fornos eliminando la capital francesa a causa de la situación política. Así se anunciaba en un folleto del acto del nombramiento de la Virgen de la Fuencisla como capitán general realizado en mayo de 1942.


    El encargado del hotel era Fermín García, yerno viudo de Lorenzo y Teresa, a finales de 1943 empieza junto a sus cuñados a negociar el traspaso y final venta del edificio de la calle Infanta Isabel  Nº 24 al Círculo Mercantil que había abandonado su sede de la Casa de los Picos.

    En la Contribución Industrial de 1944, que se pagaba por adelantado a principios de año, consta que el Hotel París-Fornos, a nombre literal erróneo de Teresa Pardo Peiró, es baja el 27 de junio de 1944.


   En el segundo semestre de 1944 Fermín se mantiene trabajando y gestionando el restaurante del Círculo Mercantil y el hotel oficialmente desaparece como tal.

     Unos pocos años después en 1947 fallece la viuda de Lorenzo, Teresa Pardos Peiró.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Esta entrada se la quiero dedicar a tod@s los descendientes de Lorenzo Vallés y Teresa Pardos, pero en particular a sus nietos Teresa y Ángel que mantiene grandes recuerdos del hotel de sus abuelos.
      Todo ha sido posible gracias a:
Las fotos facilitadas amablemente por Ángel Vallés que se encargó de recopilar del archivo familiar.
La foto del Archivo de la Diputación Provincial de Segovia.
La foto facilitada por el amigo Juan Pedro Velasco Sayago, gran coleccionista.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1924, 1925 y 1933 del Archivo Municipal de Segovia.
Padrones Municipales de 1895, 1900, 1905 y 1910 del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula de Contribución Industrial de 1927, 1943, 1944 y 1945 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
Plano-guía de Segovia, Impreso por Artes Gráficas Faure. Madrid, ca 1934.
Segovia en Madrid noticiero mensual del centro segoviano, diciembre y enero de 1936, Año III, Núms 13 y 14. Memoria correspondiente al año 1935 del Archivo Municipal de Segovia.
La Voz de Galicia, 21 de abril de 2019 El Santo Grial gallego de la automoción por Óscar Ayerra
Guía de Poblaciones Españolas. Segovia. Precio 2,50 pesetas. Segovia, 1926. De la Biblioteca Digital de Castilla y León.
Programa Homenaje a nuestra Santísima Virgen de la Fuencisla. Imprenta HACE. Segovia, mayo de 1942.
El Adelantado de Segovia, lunes 1 de marzo de 1926, Año XXVI-NÚM 5159.
El Adelantado de Segovia, lunes 10 de junio de 1935, Año XXXVI-Número 9791.
El Adelantado de Segovia, martes 13 de octubre de 1936, Año XXXVI-Número 10202.
El Adelantado de Segovia, jueves 6 de julio de 1939, Año XXXIX-Número 11043.
Heraldo Segoviano, domingo 15 de enero de 1928, Año III-NÚM 75.
Heraldo Segoviano, domingo 9 de junio de 1935, (2ª época) Año I-Núm 25.
SEGOVIA REPUBLICANA, jueves 18 de junio de 1931, Año I-NÚM 39.
SEGOVIA REPUBLICANA, miércoles 21 de octubre de 1931, Año I-NÚM 147.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia por su incansable disposición para buscar esos pequeños detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos veintidós años.

No hay comentarios: