miércoles, 24 de agosto de 2016

EL PARADOR DEL ACUEDUCTO (1914-1922)

    Ahora vamos a mostrar la primera época del Parador del Acueducto, como tal, aunque tiene antecedentes como el Hotel Europeo de Sylvain Cambon en 1907.

    De 1907, recién terminado el gran edificio en el número 2 de la carretera de Boceguillas junto al Acueducto que suponemos encargado por Napoleón Maltrana al arquitecto Joaquín Odriozola, en fechas entre 1910 y 1913 los datos del establecimiento como hotel o fonda son difusos y muy dificultosos de estudiar.

     Así podemos ver hacia 1910 desde la torre de San Justo el gran edificio, que engloba al parador, cuya fachada principal estaba en la calle de Fernán García, paralela al Acueducto, gracias al amigo Juan Francisco Sáez que amablemente nos ha facilitado la imagen.


     En cambio, hemos conseguido estudiar con detalle como Felipe Pérez comienza su vida como dueño del parador en 1914 y acaba con su traspaso en 1922.

      Felipe Pérez Trapero, del Cubillo con 24 años, junto con su esposa, la tureganense Inés Adrados Herrero se instalan en Segovia hacia 1912 y deciden comenzar una nueva vida en la capital. Desde el 16 de mayo hasta el 3 de junio de 1914 hacen una gran campaña publicitaria del Parador en el Diario de Avisos.

    En pleno embarazo de su hija primogénita María han tomado el Parador y lo inauguran el 20 de mayo de 1914.


     El anuncio en El Adelantado de Segovia ya es con el nombre específico de Gran Parador y Hospedería del Acueducto y a efectos de fincas está asignado como Fernán García Nº 1, ya que la entrada del edificio anterior, hacia 1900 sin transformar estaba allí. En la imagen de Kurt Hielscher, hacia 1915, hemos señalado la parte principal de las habitaciones del parador en el gran edificio.


      En la fachada de Fernán García, tomada desde el Azoguejo, podemos leer en la pared el cartel de Hospedería en la foto de Josep Salvany y Blanch de 1915.

Foto propiedad del Fondo fotográfico Salvany de la Biblioteca de Catalunya

    El gran emprendedor de El Cubillo debió mejorar las instalaciones en la parte del corral haciendo cuadras para facilitar a los arrieros su trabajo, de modo que en junio de 1915 en el programa de fiestas insertaba el siguiente anuncio.


      En la publicidad nos dice "... cuya fachada da frente al Acueducto... Todas sus habitaciones son exteriores e independientes... Comedores en la planta baja, independientes y en mesitas separadas". En particular, Ramón Gómez de la Serna en su novela El Secreto del Acueducto, epígrafe XV, nos hace grandes descripciones de las instalaciones del Parador:
     "...al Gran Parador del Acueducto, donde tenían reservado el número 7, la habitación de más luz de la casa, presentada la cama con la colcha que sirvió a la posadera el día de su boda (...)
       El comedor era sombrío, con una ventana en lo alto, adornado con bodegones (...)
      Por la puerta del comedor se veía también cómo los carros entraban en el portal de la posada, yendo hacia el corralón, como pasajeros que entran en su casa. (...)
       Un viejo rezagado se sentó a comer en un rincón de la mesa larga."

    Tras varias investigaciones consideramos que redactó la novela en el verano de 1921 para publicarla en 1922 por primera vez y en su Automoribundia, capítulo LXXXVII,  nos dice:

     "Cuando escribí mi novela El Secreto del Acueducto estuve mes y medio a cordero asado en el Parador del Acueducto de Segovia y aprendí la maravillosa manera de comer de los arrieros..."
  
   En el anuncio el posadero además hace hincapié en las instalaciones del corralón "Grandes cobertizos para carruajes, carros y ganado; espaciosas e higiénicas cuadras, abrevadero, garaje, depósitos para mercancías y una enorme desuelta de ganados; única que existe en esta capital en establecimientos de esta índole".
     
    Ramón, en la novela citada, nos hace esta preciosa descripción nocturna del corralón:
     "En el corral del parador sonaban los cencerros de la luna, y aquella cencerrada tupida del corral lleno de bueyes repanchingados sobre el suelo, pero nerviosos y desazonados..."

    Todas las descripciones anteriores del corralón se ajustan bien a la imagen que tenemos circa 1916.


      Vemos claramente en esta perspectiva cómo hay construidos cobertizos, utilizados para la suelta de carros, cuadras y todo el solar bien cercado. No se aprecia demasiado, pero se puede ver la puerta de la parte adosada al edificio grande que formaba el pasadizo al corral, que tenía asignado el Nº 7 de Fernán García.

     Entre 1916 y 1921 la zona se está convirtiendo en el gran foco de concentración para todos los arrieros de la provincia y las diligencias para transporte de viajeros, ya que como vimos el Gran Parador del Norte justo a diez metros del corralón acababa de hacer su ampliación y reforma. Además justo al lado estaba el herradero del Acueducto para facilitar el mantenimiento de los animales de carga.

    En ese momento en Segovia apenas había automóviles, a finales de 1920 tan sólo había 61 vehículos con matrícula de Segovia y pocos más con matrículas de otras provincias. Básicamente las únicas matrículas eran las de los carros. Así, nos lo describe Ramón sugerentemente en su novela:
     "Pasaban por debajo de sus puertas más carros de los que él podía imaginarse, muchos que venían a pagar la renta, otros a vender, todos con sus letreros en que ponía el pueblo y el número del carro en su matrícula 'Encinillas, núm 13', 'Perogordo, 18..."

    Durante esos años los posaderos del Acueducto, Felipe Pérez e Inés Adrados, tuvieron dos hijas más, Fuencisla y Juana. Pero el trabajo debía ser agotador y antes de abril de 1922 abandonan el negocio del Parador del Acueducto porque el 10 de mayo de 1922 ya consta que ha sido traspasado al segoviano Amós Moreno, de Juarros.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Esta entrada se la quiero dedicar a todas y todos los que sienten pasión por saber como fue Segovia.
      Todo ha sido posible gracias a:
La foto facilitada por el amigo Juan Francisco Sáez Pajares.
La foto de Kurt Hielscher propiedad de la Hispanic Society of America.
El secreto del Acueducto de Ramón Gómez de la Serna. Edición de Carolyn Richmond, segunda edición. Ediciones Cátedra. Madrid 2000.
Programa de Ferias y Fiestas de junio de 1915 del Archivo Municipal de Segovia.
El Acueducto en la fotografía Colección Sáez-Laguna. Editado por el Ayuntamiento de Segovia. Segovia 2009.
Fondo fotográfico Salvany, imágenes de Josep Salvany i Blanch de Segovia de 1915, de la Biblioteca de Catalunya.
Web del profesor Joaquín Bérchez Gómez.
Padrones Municipales entre 1912 y 1922 del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula de Contribución Industrial  de 1905, 1906, 1907 y 1908 del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
El Adelantado de Segovia, miércoles 20 de mayo de 1914, Año XIV-Núm 2507.
El Adelantado de Segovia, viernes 22 de mayo de 1914, Año XIV-Núm 2509.
El Adelantado de Segovia, miércoles 10 de mayo de 1922, Año XXII-Núm 3120.
Diario de Avisos, martes 19 de mayo de 1914, Año XVI-Núm 4626.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel del Archivo Municipal de Segovia por su incansable disposición para buscar esos pequeños detalles tan decisivos.
Mi colección de postales, fotos y revistas antiguas de Segovia recopiladas en los últimos dieciocho años.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Hola Pedro Luis. Para mí ha sido un muy emotiva tu publicación, soy nieto de Felipe Pérez y de Inés Adrados, mi madre fue María, su primogénita.
Conocía algo de la posada a través de ella,aunque no tenía fotos ni demasiados datos ni llegué a conocer el parador. En hora buena, este es un camino muy interesante para los segovianos y sus recuerdos.
Un saludo
Enrique Ramos

Pedro Luis Peñas dijo...

Hola Enrique, perdóname por no haberme puesto en contacto antes contigo. Pedí tu correo a Carlos y a Estaire y al final me lo pasaron en la secretaría. En el desarrrollo de la investigación me saltó la casualidad de que mi profesor del Instituto y luego mi compañero del centro era descendiente de los fundadores del famoso y citado Parador del Acueducto por Ramón Gómez de la Serna. Saludos y un día me aclaras alguna cosa cuando te vea por la calle.