domingo, 2 de junio de 2019

ÁNGEL REVILLA MARCOS: Un estudio biográfico (1947-1963), segunda parte

     Continuamos con el estudio sobre la vida de don Ángel Revilla Marcos (1891-1975) en su etapa más estable a partir de que vaya terminando la oscura posguerra del país.

CONFERENCIAS, ESCRITOS Y ARTÍCULOS (1947-1963)

La enseñanza internacional de Lengua y Literatura en los Cursos para Extranjeros
     A partir de octubre de 1948  se crean dentro del seno de la Universidad Popular Segoviana (UPS) los Cursos de Verano para Extranjeros "Ramón Menéndez Pidal". Los profesores encargados serán: los Catedráticos de Universidad: Joaquín Pérez Villanueva (Gobernador civil de Segovia y Jefe Provincial del Movimiento), Juan de Contreras y López de Ayala (marqués de Lozoya) y Aurelio Viñas Navarro, los catedráticos de Enseñanza Media: Ángel Revilla Marcos y Mariano Quintanilla Romero, junto con Luis Felipe de Peñalosa que hace de secretario y como administrador Mariano Grau.

    En esos momentos siendo vicepresidente de la institución podemos verlo en la mesa presidencial de un acto de julio de 1952 en uno de esos cursos junto a Jean Bouzet (+1954) y Manuel Gómez Moreno, Cabello Dodero (+1953) y Mariano Quintanilla.


    Como dijo su compañero de la UPS Luis Martín Marcos, en la fiesta por su jubilación: "Revilla, sirve en los cursos de Verano para extranjeros, desde su feliz iniciación, con el entusiasmo de un segoviano que desea para la ciudad el rango más exaltado en orden al arte y la cultura y, empapado de segovianismo, rinde su voluntad y su esfuerzo a la causa local desde esa zona tan poco espectacular para la frivolidad del clima en que se mueve ahora esa muchedumbre que concentra su interés en la certera patada proyectada sobre una pelota".


      Don Ángel por detrás de la mesa principal en la inauguración de un curso académico o de los Cursos de Verano presidiendo Ramón Menéndez Pidal hacia 1960. En la mesa están las autoridades: el obispo, el gobernador militar y el alcalde Aránguez. 

Publicaciones en Estudios Segovianos y otras entre 1949 y 1964
      En 1949 la UPS se convierte en el Instituto Diego de Colmenares de investigación histórica y estudios locales del Patronato José María Cuadrado del recientemente fundado Consejo Superior de Investigaciones Científicas. A partir de ese momento se publica su revista Estudios Segovianos donde Ángel Revilla hace algunos estudios, notas biliográficas y necrológicas de personas relacionadas con Segovia:

Notas bibliográficas sobre: El Romancero Nuevo por R. Menéndez Pidal [Conferencia inaugural del curso de verano para Extranjeros de 1948]; Dieciséis segovianos ilustres por Mariano Grau; La fiesta de la 'Sierra Vieja', en Anaya (Segovia) por Mercedes Chico Gárate. (Tomo I-Nº 1, 1949).
Necrológica de José Crecente Vega, [Profesor de Latín del Instituto] (Tomo I-Nº 1, 1949).

De las estancias de Santa Teresa de Jesús en Segovia (Tomo II-Nº 2-3, 1950).
Notas bibliográficas sobre: El lenguaje popular de las montañas de Santander por G. Adriano García Lomas; Guía de Segovia por Francisco Javier Cabello Dodero (Tomo II-Nº 4, 1950).
Notas bibliográficas sobre: De Antonio Machado a Su Gande y Secreto Amor por Concha Espina; Recuerdos de la etapa segoviana por Joaquín Pérez Villanueva (Tomo II-Nº 5-6, 1950).
Necrológica de Antonio García Boiza, profesor de Literatura de la Universidad de Salamanca (Tomo II-Nº 5-6, 1950).

Miscelánea Segoviana (Tomo III-Nº 8, 1951).
Notas bibliográficas sobre: La épica española y francesa comparadas por Ramón Menéndez Pidal; Oratorio de San Bernardino por Alfonsa de la Torre (Tomo III-Nº 8, 1951).
Notas bibliográficas sobre: Un carácter de la literatura española muy desconocido por Ramón Menéndez Pìdal [Conferencia inaugural del Curso de Verano para Extranjeros de 1949]; Historia y poesía de Antonio Machado. Soria, constante de su vida por Heliodoro Carpintero; La biblioteca de Benito Pérez Galdós  por H. Chonon Berkowitz (Tomo III-Nº 9, 1951).

Ángel Revilla imparte la conferencia La vida y la obra de Antonio Machado para los Cursos de Verano para Extranjeros el 25 de julio de 1951. La segunda parte de la conferencia correspondiente a la obra del poeta, sin aparecer los apuntes biográficos de su vida porque todavía a efectos nacionales la imagen de Machado todavía estaba proscrita, se publica como La vida y obra de Antonio Machado (Tomo IV-Nº 11, 1952)
Cuestionario de orientación etnográfica en Segovia (Tomo IV-Nº 12, 1952).

Nota bibliográfica sobre: Preludio por Luis Larios Bernaldo de Quirós (Tomo V-Nº 15, 1953).

Necrológica de María Goyri de Menéndez Pidal (Tomo VI-Nº 18, 1954).

     Tras el fallecimiento de Eugenio Colorado Laca, autor de una original Guía sobre Segovia, en 1955 es nombrado oficialmente Vicedirector de la Academia de San Quirce.

Nota bibliográfica del artículo: Espina del Corazón por Salvador Jiménez, revista Juventud Nº 589 (Tomo VII-Nº 20-21, 1955).

Notas para la historia de la poesía segoviana [Discurso inaugural del curso 1955-1956, leído el 15 de octubre de 1955 en el salón de San Quirce] (Tomo VIII-Nº 22-23, 1956).
Nota bibliográfica sobre: Judíos , Moros y Cristianos por Camilo José Cela (Tomo VIII-Nº 24, 1956).
Necrológica de El profesor Romero Flores [catedrático de Filosofía del Instituto de Palencia] (Tomo VII-Nº 24, 1956).

Nota bibliográfica sobre: Segovia por el Marqués de Lozoya (Tomo IX-Nº 25-26, 1957).

Notas bibliográficas sobre: Las pinturas de la Sala de Juntas de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia por el marqués de Lozoya; Agua callada por Felisa Sanz; Las horas contadas por Felisa Sanz; La Gacería de Cantalejo por G. Manrique [artículo de la Revista de Dialectología y Tradiciones populares] (Tomo X-Nº 28-29, 1958).

Nota bibliográfica sobre: De la correspondencia de Miguel de Unamuno. Cartas de Antonio Machado. Textos preparados y comentados por Manuel García Blanco (Tomo XI-Nº 31-32, 1959).

Un enterramiento en San Francisco [Documento transcrito del Protocolo nº 57, de Francisco de Ruescas, fol. 501, A.H.P. Segovia] (Tomo XIII-Nº 37-38, 1961).

Enterramiento de Andrés Cabrera en San Francisco [Documento transcrito del Protocolo nº 59, de Francisco de Ruescas, fol. 160, A.H.P. Segovia] (Tomo XIII-Nº 37-38, 1961).

Última lección dada a los alumnos en el paranifo del Instituto Nacional de Enseñanza Media de Segovia por el catedrático Ángel Revilla Marcos el 15 de mayo de 1961. Imprenta de Mauro Lozano, 12 pp. Segovia, 1961, cuya nota bibliográfica realiza Mariano Quintanilla (Tomo XIII-Nº 37-38, 1961).

Tirso de Molina y Segovia (Tomo XIV-Nº 40-41, 1962).
Nota bibliográfica sobre: Poesía contemporánea en Lengua Española por Diana Ramírez de Arellano (Tomo XIV-Nº 42, 1962).

Andrés Laguna ante el "viaje a Turquía" por Manuel Bataillón, traducido por Ángel Revilla Marcos (Tomo XV-Nº 44-45, 1963).
Necrológica de Rosendo Llorente (Tomo XV-Nº 44-45, 1963).

    Ángel Revilla y Manuel Trapero fueron caricaturizados en una acuarela por el artista Manuel Bernardo Domínguez. Uno caracterizado por su gran nariz y el secretario por su sotana sacerdotal con gafas oscuras.


      En 1958 se publica Lecturas Segovianas que es el primer libro publicado por la extinta Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia, siendo director Fernando Albertos Redondo, con el objetivo de premiar a los alumnos de las escuelas primarias. Es un libro con una serie de artículos cortos escritos por los profesores de la Academia de San Quirce: Grau, Molinero, Marqués de Lozoya, Rodriguez Escorial, Manuela Villalpando, Luis Martín, Juan de Vera, Quintanilla y don Ángel Revilla. Los escritos de Revilla son El Rey Sabio; La ruta del Arcipreste de Hita; La Corte de Juan II; Santa Teresa de Jesús; San Juan de la Cruz; Lope de Vega en Segovia.
Continuará
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
       Esta entrada se la dedico a la RAHSQ, en particular a JuanMa.
       Todo ha sido posible gracias a:
Reseña Histórica del Instituto Nacional de Enseñanza Media "Andrés Laguna" de Segovia. Rafael Hernández Ruíz de Villa, en Estudios Segovianos, Tomo XX, Nº 58, Instituto Diego de Colmenares. Segovia, 1968.
Caricaturas Segoviana. XVII Exposición de Arte antiguo (1964). Mariano Quintanilla, en Estudios Segovianos, Tomo XIX, Nº 55, Instituto Diego de Colmenares. Segovia, 1967.
Padrones Municipales de 1945 y 1950 del Archivo Municipal de Segovia.
Estudios Segovianos. Real Academia de Historia y arte de San Quirce (1948-1963)
Academia de Historia y Arte de San Quirce. Datos históricos. Juan de Vera. Segovia, 1980.
Mariano Quintanilla. Un segoviano ilustre. José Luis Martín Herrero. Diputación Provincial de Segovia. Segovia 1996.
Homenaje a Ángel Revilla. En Crónicas de la Ciudad de Luis Martín G. Marcos. Prólogo y selección de José Montero Padilla. Publicaciones de la Academia de Historia y Arte de San Quirce. Segovia 1980.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos veinte años.

miércoles, 17 de abril de 2019

ASISTENTES AL MITIN REPUBLICANO en Segovia el 14 de febrero de 1931

     Ya hemos visto anteriormente cuáles son los antecedentes del mitin republicano que se realizó el sábado 14 de febrero de 1931 en el teatro Juan Bravo organizado por una comisión de la Agrupación al Servicio de la República de Segovia. Este significativo acto culminaba la gran inestabilidad política nacional que se mantenía desde meses antes y aceleró la dimisión del gobierno de Dámaso Berenguer Fusté el propio domingo 15 de febrero de 1931.

     Ahora, nos vamos a centrar, más a nivel local y provincia de Segovia, en las personas que estuvieron presentes en el acto. Como sabemos por la fotografía de Alfonso en el escenario se habían montado dos mesitas con faldilla con unas jarras de agua y en la presidencial una campanita y un abrecartas para los oradores.


     El escenario estaba rodeado de un decorado mostrando un salón con una puerta semicerrada y con una entrada (al ágora) por detrás. En la embocadura del telón se había engarzado un cartel con el lema de Ortega, Delenda est Monarchia.


      Como bien sabemos en el instante de la foto Antonio Machado está haciendo su presentación a los oradores. Para saber lo que leía Machado seguimos a Pablo de Andrés Cobos que nos parece la versión más verídica y es básicamente lo que escribió el periódico El Sol.

     "Trató de justificar la presencia de tan destacadas figuras de la intelectualidad española en el hacer político. Era exigencia de los momentos excepcionales que estaba viviendo España. La revolución -nos dijo- no consiste en volverse loco y lanzarse a levantar barricadas. Es algo menos violento, pero mucho más grave. Rota la continuidad evolutiva de nuestra historia, sólo cabe saltar hacia el mañana, y para ello se requiere el concurso de mentalidades creadoras, porque, sin ellas, la revolución es la catástrofe. Saludemos a estos tres hombres como verdaderos revolucionarios, como los hombres del orden, un orden nuevo"

    Pero lo más gracioso es que parece ser que Machado no leía nada del cuadernillo de pastas de hule. De nuevo analizando varias de las versiones con los datos reales lo más verídico es la anécdota que cuenta Pablo de Andrés Cobos justificadamente. El enviado especial de La Libertad era el segoviano Ignacio Carral y contaba esa misma noche que le había apremiado a Machado para que le dejase el cuaderno con lo que había leído para enviarlo por telegrama a la redacción del periódico, don Antonio se resistía, pero finalmente se lo entregó y en las hojas interiores estaba escrita la cuenta de la lavandera... 
      "- Pero don Antonio...
       - Es que me daba vergüenza que creyeran que me lo sabía"

(Según José Tudela el texto se lo pidió Quintanilla y al ver el cuadernillo comprobó que era la lista de sus alumnos y le dijo que con la vista fija en el cuaderno, hablaba con más tranquilidad y seguridad que mirando al público, pero cuando leemos la crónica de Carral comprobamos que esa parte no la detalla bien porque probablemente estaba confiado en conseguir las palabras que suponía escritas por Machado).

     En la foto podemos ver en primer plano de izquierda a derecha a José Ortega y Gasset, probablemente Felipe Sánchez-Román, Antonio Machado, Gregorio Marañón y Ramón Pérez de Ayala. A la derecha en una mesita están Rubén Landa, Norberto Hernanz junto con, pensamos, un periodista que sería el enviado de la agencia Febus para El Sol. Muy probablemente la comisión organizadora del mitin estaba formada por Rubén Landa y Norberto Hernanz y por eso están aparte en la mesita.

Rubén Landa Vaz (Badajoz, 1890-1978) era catedrático de Filosofía desde 1920 y llegó al Instituto de Segovia en 1926 por permuta de su cátedra de Salamanca con Manuel Cardenal Iracheta. Tradujo muchos libros del alemán, entre ellos Cauca, una ciudad de los celtíberos (Schulten, 1928). Desde 1927 era profesor de la Universidad Popular Segoviana (UPS) y en la guerra fue depurado y dado de baja en el escalafón de catedráticos, ya que se exilió poco después de 1939 a Méjico donde falleció.

Norberto Hernanz Hernanz (Orejana, Segovia 1891-1981) era Maestro Nacional y estuvo en la escuela de Torre Val de San Pedro donde nacieron sus hijos  hasta 1929 y luego en la de Los Huertos en Segovia. Junto a Pablo de Andrés Cobos y David Bayón fundaron la revista Escuelas de España. Poco después, en 1931 se trasladó a Barcelona y en la guerra fue depurado.

      La mayoría de los componentes de la Agrupación al Servicio de la República de Segovia estaban situados en la parte derecha de la foto por detrás de Machado, a su izquierda. Empezando justo detrás hacia la derecha el director del Instituto:

Julián Santos Blanc y San Juan (n. 1874) era catedrático de Matemáticas y Director del Instituto desde 1922 hasta que en 1935 va a Canarias por concurso de traslado. En mayo de 1931 formaba parte del comité directivo del Partido Republicano Radical Socialista (PRRS) junto con el propietario del teatro Aurelio García García.

Mariano Quintanilla Romero (Segovia 1896-Madrid 1969) (probablemente) era catedrático de Filosofía en Osuna en ese curso 1930/1931. Proclamada la República es nombrado en octubre de 1931 Gobernador civil de Zamora y dimitió en 1932 para ser secretario en el Instituto Calderón de la Barca de Madrid. Sufrió depuración, baja de diez años en el escalafón de catedráticos. En 1919 es uno de los fundadores principales de la Universidad Popular Segoviana.

Ricardo Riesco Segurado (Bermillo de Sayago, Zamora, 1871-1942) era profesor Auxiliar de Letras en el Instituto de Segovia y en la Escuela de Artes y Oficios. En las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 fue el concejal con mayor número de votos en Segovia.

    A continuación desconocemos de momento las personas. En la fila siguiente, de izquierda a derecha:

Antonio Ballesteros Usano (Córdoba, 1892-1974) era Inspector jefe de Primera enseñanza de Segovia. En la Casa del Pueblo de la calle Gascos dió muchas conferencias sobre educación entre 1929 y 1931. Profesor y secretario de la Universidad Popular Segoviana desde 1922 hasta diciembre de 1931 que junto a su esposa Emilia Elías se traslada a Madrid. En 1939 se exilió con su familia a Méjico donde falleció y en 1940 era dado de baja en el cuerpo de inspectores de Enseñanza primaria.

Agustín Moreno Rodríguez (Segovia, 1886-1967) era médico y catedrático desde 1913 de Historia Natural y en ese momento en el Instituto de Segovia. Secretario del Instituto cuando Antonio Machado toma posesión de su cátedra de Francés en 1919. Fue profesor fundador de la Universidad Popular Segoviana y pasó a ser correspondiente cuando se trasladó en 1946 a la cátedra del Instituto Cardenal Cisneros donde se jubiló en 1956. En 1937 tuvo depuración y suspensión para tener cargos directivos.

Antonio Mazorriaga Martínez (1895-1944) (muy probablemente) era profesor Auxiliar de Idiomas en el Instituto de Segovia, además de archivero de Hacienda. Profesor en la Universidad Popular Segoviana desde julio de 1930. Fue depurado como profesor en 1937.

Marceliano Álvarez Cerón (1893-1969) (probablemente) era Auxiliar de Obras Públicas. Profesor de la Universidad Popular Segoviana desde noviembre de 1925. Junto con Julián Mª Otero fueron los editores de la revista Manantial de la UPS en la cual solía escribir poesías.

Alfredo Marqueríe Mompín (Mahón, 1907-1974) (muy probablemente) era doctor en Derecho. Desde los dieciseis años escribía poesías de gran calidad y algunas las publicó. Profesor de la Universidad Popular Segoviana desde julio de 1930. Poco después de la proclamación de la República era el redactor jefe del periódico Segovia Republicana y poco después del periódico Informaciones.

Mariano Romero Becerril (Segovia 1878) (muy probablemente) era médico titular en Zamarramala donde nacieron varios de sus hijos y ya en 1915 en Segovia. Colaboró de forma fundamental en Segovia en la epidemia de gripe de 1918. Ya su tío Fernando fue diputado en la 1ª República española.  En 1931 formó parte del comité local del Partido Republicano Radical y poco después en 1932 fue director de la Escuela Elemental del Trabajo de Segovia. Condenado a cárcel en la guerra (coincidió en ella con su hijo), fue médico auxiliar del titular de la de Segovia y así rebajaba su condena de seis años. Falleció a principios de los años 40.

      Siguiendo el periódico La Libertad además estuvieron presentes: Emiliano Barral, Ignacio Carral, Enrique Pérez [Bonín, abogado], Juan Zuloaga, Segundo de Andrés presidente de Alianza Republicana, Antonio Quirós [es Antonio Bernaldo de Quirós], Ángel Revilla, Emilia Elías y Antonio Luaje [pienso es Antonio Linage Revilla]. Además hubo representación de republicanos de Ávila, de Soria, que no llegaron por la nieve y Acción Republicana de Valladolid envió a los catedráticos Manuel Gil Baños [de Matemáticas del Instituto Zorrilla], Andrés Tone Ruíz, Eduardo López Pérez; Gonzalo Iglesias y José Antonio Santelices. De Madrid, entre otros los catedráticos Sánchez-Román y De Benito, don Juan Belmontei.

      Por otra parte, Pablo de Andrés Cobos, presente en el patio de butacas, nos relata en primera persona: "En mi recuerdo personal, muy vivo, el mitin fue una fiesta grande, para la ciudad y para la provincia, con muy nutridos grupos de los pueblos y con entusiasmo tan vibrante que resplandecía en los rostros y en los ademanes. Hasta con grupitos que fuimos desde Madrid, como a una gran corrida de toros".

      Dos meses después en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 la Conjunción Republicano-Socialista obtenía 11 concejales de los 21: por la Alianza Republicana (8)Agrupación al Servicio de la República  (Ricardo Riesco Segurado con el mayor número de votos, Juan Zuloaga Estringana y Segundo de Andrés Gilsanz), Partido Republicano Radical (Lope Tablada Maeso, Julián Fernández Rincón y Eduardo Lucio Cerveró), Partido Republicano Radical Socialista (Pedro Rincón y López-Villazón y Aurelio García García) y Socialistas (3): (Gregorio Olalla Escobar  y Esteban Muñoz Cristóbal de UGT y Antonio Artalejo Segovia de la Agrupación Socialista). En la votación para designación de alcalde en la sesión municipal de 17 de abril de 1931, salió elegido alcalde: Pedro Rincón y López-Villazón con 13 votos y 8 en blanco. Muy problablemente los 13 votos a favor procedían de los 11 de la Conjunción Republicano-Socialista, junto con el independiente José de Frutos López (propietario de una tienda de curtidos) y el maurista (Partido Republicano Conservador) Mariano Llovet Vergara, farmaceútico.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico al amigo Pedro Emilio Espinar de Andrés colega del Instituto y republicano 'viejo'. Si algún familiar de los nombrados considera que hay algun error no tenemos inconveniente en corregirlo.
       Todo ha sido posible gracias a:
ANTONIO MACHADO en Segovia. VIDA Y OBRA. Pablo de Andrés Cobos. Edición del Centenario Constelación Machado, Ayuntamiento de Segovia. Segovia 2019.
Segovia, 125 años 1877-2002. Juan Antonio Folgado Pascual y Juan Manuel Santamaría López. Caja Segovia Obra Social y Cultural. Segovia, 2002.
Segovia y Machado por José Tudela. Estudios Segovianos, Tomo XXII, Nº 65-66, pp. 261-274. Instituto Diego de Colmenares. Segovia, 1970.
La represión franquista de la enseñanza en Segovia. Carlos de Dueñas y Lola Grimau. Ámbito Ediciones. Valladolid, 2004.
El Adelantado de Segovia, sábado 14 de febrero de 1931, Año XXXI-Número 7730.
El Adelantado de Segovia, lunes 16 de febrero de 1931, Año XXXI-Número 7731.
El Sol, domingo 15 de febrero de 1931, Año XV, Núm. 4216.
La Libertad , domingo 15 de febrero de 1931, Año XIII, Núm. 3404.
El Liberal, domingo 15 de febrero de 1931, Año LIII-Madrid-NUM 18796.
La Voz, lunes 16 de febrero de 1931, Año XIII, Núm. 3163.
Segovia Republicana, sábado 5 de mayo de 1931, Año I-Número 1.
Actas de la sesión municipal del 17 de abril de 1931 del Archivo Municipal de Segovia.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos veintiún años.

domingo, 14 de abril de 2019

MACHADO AL SERVICIO DE LA REPÚBLICA, MITIN EN SEGOVIA del 14 de febrero de 1931

      En el pacto de San Sebastián del 17 de agosto de 1930 muchos grupos políticos acuerdan la estrategia de poner fin a la monarquía de Alfonso XIII. A este pacto acudirán los grandes partidos con ideas republicanas: Alianza Republicana formada por el Partido Radical (Lerroux) y Acción Republicana (Azaña), la escisión del partido Radical que formó el Partido Radical Socialista (Domingo y Galarza), los liberales republicanos que formarán posteriormente el Partido Republicano Progresista (Alcalá Zamora y Miguel Maura) y los partidos republicanos regionales de Cataluña y de Galicia, junto con otras personas políticamente significativas (Indalecio Prieto, Eduardo Ortega y Gasset...). Después, en octubre de 1930, se añadieron el PSOE y la UGT.

      A finales de año José Ortega y Gasset escribe su artículo EL ERROR BERENGUER y se publica en la portada del periódico El Sol del 15 de noviembre de 1930 en el cual critica la inacción del presidente del Consejo de Ministros, General Dámaso Berenguer.
       "Supongamos un instante que el advenimiento de la Dictadura fue inevitable. Pero esto, ni que decir tiene, no vela lo más mínimo el hecho de que sus actos después de advenir fueron una creciente y monumental injuria, un crimen de lesa patria, de lesa historia, de lesa dignidad pública y privada. Por tanto, si el Régimen la aceptó obligado, razón de más para que al terminar se hubiese con la entereza, con nacional efusión, abrazado al pueblo y le hubiese dicho: Hemos padecido una incalculable desdicha. La normalidad que constituía la unión civil de los españoles se ha roto. La continuidad de la historia legal se ha quebrado. No existe el Estado español, ¡Españoles: reconstruid vuestro Estado!...¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo!
          Delenda est Monarchia" 

     Poco después de los actos de la sublevación de Jaca en diciembre de 1930 y los correspondientes fusilamientos, entre los intelectuales parte la idea de que los posibles cambios de regimen deben ser organizados y con orden. Surge entonces, en enero de 1931, la iniciativa de Ortega de que los intelectuales se agrupen en asociaciones y no necesariamente en partidos para facilitar el cambio de régimen.


      En la contraportada del periódico El Sol del martes 10 de febrero de 1931 aparece Un Manifiesto - Agrupación al Servicio de la República que firman Gregorio Marañón, José Ortega y Gasset y Ramón Pérez de Ayala.
        "Cuando la historia de un pueblo fluye dentro de su normalidad cotidiana, parece lícito que cada cual viva atento sólo a su oficio y entregado a su vocación. Pero cuando llegan tiempos de crisis profunda, en que rota o caduca toda normalidad van a decidirse los nuevos destinos nacionales, es obligatorio para todos, salir de su profesión y ponerse sin reservas al servicio de la necesidad pública...En los meses, casi diríamos en las semanas, que sobrevienen tienen los españoles que tomar sobre si, quieran o no, la responsabilidad de una de esas grandes decisiones colectivas en que los pueblos crean irrevocablemente su propio futuro. Esta convicción nos impulsa a dirigirnos hoy a nuestros conciudadanos, especialmente a los que se dedican a profesiones afines con las nuestras...
         El Estado español tradicional llega ahora al grado postrero de su descomposición. No procede ésta de que encontrase frente a sí la hostilidad de fuerzas poderosas, sino que sucumbe corrompido por sus propios vicios sustantivos...Por eso creemos que la Monarquía de Sagunto ha de ser sustituida por una República que despierte en todos los españoles a un tiempo dinamismo y disciplina...La República será el símbolo de que los españoles se han resuelto por fin a tomar briosamente en sus manos su propio e intransferible destino".

      Muy probablemente, después de volver Machado de fin de semana de Madrid y pasar por el Ateneo, a principios de febrero, ya estaba organizada en Segovia la Agrupación al Servicio de la República. Como presidente Antonio Machado Ruiz y secretario Rubén Landa Vaz, ambos catedráticos del Instituto de Segunda Enseñanza. La agrupación segoviana junta inmediatamente varias decenas de seguidores: Antonio Machado, Julián Santos Blanc, Agustín Moreno, Rubén Landa, Ángel Revilla, José Adellac, Ricardo Riesco, Antonio Ballesteros, Emilia Elías, Norberto Hernanz, el periodista Ignacio Carral, los artistas Emiliano Barral y Juan Zuloaga, el médico Segundo de Andrés, Enrique Pérez Bonín, Antonio Bernaldo de Quirós....

      Esta hipótesis inicial de algún fin de semana parece la más probable por el poco tiempo para que hubiese una comisión organizadora de un mitin de ese nivel. Además, el propietario del Bar Juan Bravo y el Teatro Juan Bravo, Aurelio García García que es un republicano convencido por principios facilitará el lugar adecuado para celebrar ese mitin.


     Paralelamente en Segovia ha sido nombrado el 15 de enero de 1931 el nuevo gobernador civil, el Teniente coronel de Infantería, Ángel Guinea León procedente de igual cargo en Santa Cruz de Tenerife y sustituyendo al anterior Manuel Salvadores Blas que llevaba en el cargo desde el 15 de agosto de 1930. Durante ese año de 1930 en el cual, desde enero, era presidente del Consejo de Ministros el general Dámaso Berenguer los gobernadores civiles de las provincias no duran generalmente más de seis meses. El nuevo gobernador civil toma posesión oficial en Segovia el 21 de enero de 1931 presentándose ante todas las autoridades de la capital y de la provincia, según nos indica el ABC y tenía antecedentes de disturbios con resultado de muerte en la capital tinerfeña a finales del noviembre anterior.

      Suponemos que nada más llevar veinte días en el cargo de gobernador, Rubén Landa debió pedir el permiso el día 10 o más probablemente el día 11 porque en El Adelantado de Segovia del jueves 12 de febrero ya aparece publicado, en portada, el anuncio del Gran mitin republicano para realizarse el sábado 14 siendo la entrada por invitación.


     Muy probablemente después de haber hablado con el gobernador la comisión organizadora, para que no haya tumultos, pide que se publique una nota el viernes 13 en El Adelantado de Segovia EL MITIN REPUBLICANO DE MAÑANA: 
        "...las puertas del teatro se abrirán a las seis y media de la tarde y se cerrarán a las siete en punto, debiendo por tanto hallarse todo el público ocupando sus localidades a dicha hora.
      Esperan los organizadores que la mejor forma de mostrar que Segovia sabe responder a su gloriosa tradición ciudadana es dando ejemplo de serenidad y orden perfecto, evitando toda clase de manifestaciones en la calle"

      Seguramente el gobernador decide anular el acto por su propia iniciativa o bien porque no había conseguido ponerse en contacto el viernes con el Ministerio de la Gobernación y encarga publicar el propio sábado 14 de febrero de 1931 en la página segunda de El Adelantado de Segovia, que salía a primera hora de la tarde, el anuncio Se suspende el mitin del Juan Bravo.
      "El gobernador civil ha recibido un telegrama de carácter general en que se ordena la suspensión de todos los mitines que se habían de celebrar hoy.
          Por esa orden queda suspendido el que se había de celebrar en el teatro Juan Bravo"
   
      Los tres grandes al Servicio de la República, que llegaron a Segovia el sábado 14 hacia las seis de la tarde con frío y ventiscas, fueron recibidos por los miembros de la Agrupación segoviana en el Hotel Victoria cuyo hall estaba adornado con cerámicas zuloaguescas. El propietario del hotel era Marcos García Arranz padre del propietario del teatro Juan Bravo. Ya en el interior los oradores esperaban acontecimientos junto a la tramoya del teatro: Machado, Marañón, Ortega y Pérez de Ayala:

En el negativo original de (AGA) consta 115813 Foto Alfonso
     
      Según el gobernador había recibido un telegrama del ministro de la Gobernación comunicándole que con motivo de la suspensión del periodo electoral se había suspendido también la celebración de todos los actos públicos, pero la comisión organizadora rápidamente fue al Gobierno civil y trataron de comprobar tal orden, cosa que no fue posible. Según el periódico, La Libertad, se habló de celebrar el acto republicano en plena plaza si la autoridad persistía en la idea de no dejar abrir las puertas del Teatro (el enviado especial era Ignacio Carral, según Cobos). Finalmente, las propias circunstancias y el no generar manifestaciones con más de mil personas en la plaza Mayor hacen que el mitin se celebre empezando pasadas las siete y media de la noche. Algunas fotografías del interior del teatro las inmortalizó Alfonso y se publicaron en La Voz del 16 de febrero de 1931.

En el Archivo General de la Administración (AGA) hay un negativo original
     
       La disolución oficial de la Agrupación al Servicio de la República apareció de manera similar a como había comenzado. En la portada del periódico Luz, diario de la República  del 29 de octubre de 1932 aparece AL SERVICIO DE LA REPÚBLICA-UN MANIFIESTO AL PAIS DISOLVIENDO LA AGRUPACIÓN
       "La República está suficientemente consolidada para que pueda y deba comenzar en ella el enfronte de las opiniones. Mas la Agrupación, por su génesis misma, por su espíritu e intento inicial, no puede ser una fuerza adecuada para combatir frente a otras fuerzas republicanas. Nació para colaborar en el advenimiento de la República sin adjetivos ni condiciones. Firme el nuevo régimen sobre el suelo de España, la Agrupación debe disociarse sin ruido ni enojos, dejando en libertad a sus hombres para retirarse de la lucha política o para reagruparse bajo nuevas banderas y hacia nuevos combates"
           José Ortega y Gasset, Gregorio Marañón, Ramón Pérez de Ayala
 
        Los asistentes reconocidos, hasta el momento, en el mitin republicano del 14 de febrero de 1931 se pueden ver aquí.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
      Esta entrada se la dedico a Soledad de Andrés, cuyo padre, Pablo de Andrés Cobos estuvo en ese acto en el patio de butacas que había venido expresamente desde Madrid.
       Todo ha sido posible gracias a:
ANTONIO MACHADO en Segovia. VIDA Y OBRA. Pablo de Andrés Cobos. Edición del Centenario Constelación Machado, Ayuntamiento de Segovia. Segovia 2019.
Segovia, 125 años 1877-2002. Juan Antonio Folgado Pascual y Juan Manuel Santamaría López. Caja Segovia Obra Social y Cultural. Segovia, 2002.
La represión franquista de la enseñanza en Segovia. Carlos de Dueñas y Lola Grimau. Ámbito Ediciones. Valladolid, 2004.
La sublevación republicana de Jaca, en 1930: Fermín Galán de José Monleón, Gredos, 1978.
El Sol, sábado 15 de noviembre de 1930, Año XIV, Núm. 41386.
Gaceta de Madrid  del jueves 15 de enero de 1931, Año CCLXX-Tomo I-Núm. 15.
El Adelantado de Segovia, jueves 12 de febrero de 1931, Año XXXI-Número 7728.
El Adelantado de Segovia, viernes  13 de febrero de 1931, Año XXXI-Número 7729.
El Adelantado de Segovia, sábado 14 de febrero de 1931, Año XXXI-Número 7730.
El Adelantado de Segovia, lunes 16 de febrero de 1931, Año XXXI-Número 7731.
El Sol, domingo 15 de febrero de 1931, Año XV, Núm. 4216.
El Liberal, domingo 15 de febrero de 1931, Año LIII-Madrid-NUM 18796.
La Libertad , domingo 15 de febrero de 1931, Año XIII, Núm. 3404.
La Voz, lunes 16 de febrero de 1931, Año XIII, Núm. 3163.
Segovia Republicana, sábado 31 de octubre de 1931, Año I-Número 156.
Luz diario de la República, sábado 29 de octubre de 1932, Año I, Núm. 255.
Mi colección de postales, fotos (del acto y tarjetas conmemorativas de los capitanes sublevados en Jaca de Alfonso Sánchez García, Alfonso) y libros antiguos sobre Segovia de los últimos veintiún años.

sábado, 30 de marzo de 2019

LA FAROLA DEL ACUEDUCTO Y LA ILUMINACIÓN DEL AZOGUEJO (1850-1889)

     Hace cuatro días al aumentar mucho una foto y fijarnos detalladamente nos quedamos perplejos. Nada menos, que pudimos ver cómo en la plazuela del Azogejo hubo una farola engarzada a una pilastra del Acueducto. Ante ese hecho y preguntándome varias personas que se habían quedado tan perplejos como yo, me puse a buscar entre mi colección de fotos antiguas y las de algunos amigos, cuánto tiempo pudo estar esa farola. 

     Con sólo fotos antiguas y a falta de comprobar datos en fuentes escritas como pudiera ser las propias actas del Ayuntamiento hemos decidido escribir una entrada divulgativa en el blog. La suposición de que debe haber fuentes escritas es porque poner una farola en el propio Acueducto no puede ser una decisión tan ligera como para no tener constancia escrita. Todo ello considerando la declaración del Acueducto como Monumento Nacional en 1884. 

     Buscando imágenes y teniendo una buena datación de ellas hemos podido llegar a la conclusión de que la farola debió estar entre treinta y treinta y cinco años, entre 1852 y 1889. Nunca después de esa fecha con absoluta seguridad, pero otra cosa sería el año de su instalación.

    Para saber cuándo se instaló la farola buscamos una foto que tuviese una buena datación. Al revisar las imágenes del amigo Juan Francisco Sáez comprobamos que en la foto de Alphonse De Launay con fecha escrita de 1854 se puede apreciar la farola en la segunda pilastra a la derecha de la cruz como bien sabíamos desde la primera vista en foto de Laurent. Por lo cual se instaló anteriormente y pensamos en 1852. Además, podemos comprobar una tradición segoviana de tender la ropa en los monumentos.


      De nuestra colección en la foto de Claude Marie Ferrier y aun estando escaneada a máxima resolución la gran luminosidad sobre el Acueducto nos hacía pensar que no estaba, pero al revisar el cristal con el cuenta hilos se llega a ver algo, que es la farola sabiendo la pilastra donde se encontraba. La datación de la foto de Ferrier es de 1860 y nos lo confirma la casa que se destruyó en un incendio en 1861 según nos informó el amigo Alfonso Ceballos.


    Como podemos comprobar no se aprecia que hubiese otra farola en la propia plazuela del Azoguejo. Al fondo podemos ver bien la espadaña con las correspondientes campanas del convento de San Francisco al igual que en la de De Launay. En cambio, aunque no se aprecia demasiado en lo alto del Acueducto está una de las casetas de vigilancia de las Guerras Carlistas. 

     Después, nos fijamos detalladamente en una foto con una perspectiva muy similar que por un reciente estudio se sitúa en 1863. La imagen tiene marca H*B relacionada con un viaje de Eugenia de Montijo a España, que ya era la esposa de Napoleón III y correspondería a un fotógrafo de apellido Bonaparte. En esa foto, que no tiene buena nitidez, de nuevo se ve algo que debe ser la farola.


    Seguimos buscando fotos antiguas, detalles ampliados, etc y encontramos una buena imagen en la cual se aprecia bien la farola del Acueducto. Correspondería a una foto realizada por Jean Laurent, y consideramos realizada circa 1865.


     Al aumentar la foto pudimos comprobar que en la pilastra segunda a continuación de la de la cruz y arriba la virgen, ya aparece la farola. Por otros estudios realizados dedujimos que las dos casetas de vigilancia de las Guerras Carlistas se quitaron hacia 1870 y sería una de las primeras actuaciones del arquitecto Odriozola desde su cargo municipal.

    Seguimos viajando en el tiempo y la imagen inicial que ha provocado esta breve investigación la datamos en 1871 porque ya no están las casetas de vigilancia. En la foto original de la Biblioteca Nacional consta escrita la fecha 6 septiembre 75 con el sello original de J. Laurent y Cía con direcciones de: 90 R. Richelieu Paris y 39 Carrera San Gerónimo Madrid. Suponemos que la fecha es la de compra de la foto, pero la imagen como máximo estaría realizada en 1873 que es otra de las fechas que tenemos datada como año que Laurent hace toma de imágenes segovianas. En la imagen de Jean Laurent hemos hecho un recuadro de la zona que vamos a aumentar teniendo en cuenta la gran nitidez de la imagen.


      Cuando aumentamos al máximo la imagen podemos ver bien la situación de la farola y el lugar de engarce a la pilastra del Acueducto.


     El buen detalle de la imagen nos ha llevado al atrevimiento, por mi parte, de hacer un dibujo aproximado de la estructura sobre la que se apoya la farola.


    Teniendo en cuenta la datación de 1871 la farola debía ser de algún material que provocase una llama y mediante base y techo reflectantes hiciese mayor ampliación lumínica. Seguramente la forma de donde saliese la llama debía tener un volumen suficiente para el material a quemar (una especie de gasolina, petróleo, aceite ...).

      Parece razonable suponer que la declaración del Acueducto como Monumento nacional histórico y artístico por R.O. de 11 de octubre de 1884 fuese una fecha adecuada para la eliminación de esa farola de la pilastra e instalar una en la plazuela del Azoguejo. Instalada ya la farola en el centro del Azoguejo tenemos una imagen de mi colección de un cristal editado en Alemania circa 1887 que nos muestra la plazuela con los restos de la iglesia de Santa Columba.


     Pero acudiendo a las imágenes de fotógrafos profesionales, con seguridad, tenemos la foto del amigo Juan Francisco Sáez realizada por Lucien Levy en 1888. En la foto realizada un domingo, por los puestos de mercado que vemos, se aprecia nítidamente esa gran farola para todo el Azoguejo que también sería de algún combustible con llama.


     Según la prensa de la época esa magnífica farola daba poquísima luz. Como siempre escribiendo en verso en La Tempestad del 25 de marzo de 1888 hacen alusión joco-satírica de que da tan poca luz que "en lugar de luz da sombra".


    Sin embargo, con las dos anteriores perspectivas no podíamos comprobar si realmente habían quitado la farola engarzada al Acueducto porque no llegamos a ver la segunda pilastra a partir de la cruz. Era posible que hubiesen puesto la farola de pie en el centro de la plazuela del Azoguejo además de que estuviese la del Acueducto. Por ello, de nuevo buscamos alguna forma de demostrarlo y encontramos una aclaratoria imagen de James Jackson de mi colección, con fecha exacta del 29 de abril de 1889 para lo cual hemos realizando el siguiente detalle.


     Finalmente, alguien me comentó que entonces tenían que estar las marcas en las piedras de la segunda pilastra del Acueducto con las correspondientes cavidades para engarzar la estructura. De modo que pensé que lo más probable era que en la restauración realizada en 1930 o bien en la de 1973-1974 esas cavidades se taparían por lo cual tenía que conseguir imágenes anteriores lo suficientemente claras para verlo. De nuevo nuestro ilustre paisano Julio Duque Berzal nos iba a resolver el problema.

      En 1909, o incluso antes, pudo tomar la foto del Acueducto cuyos positivos utilizaban los alumnos de la Academia de Artillería para enviar recordatorios postales de la ciudad a sus seres queridos. Nosotros nos hemos centrado en la base de las pilastras del Acueducto y necesitábamos tener a la vista la segunda pilastra y hemos señalado dónde vamos a hacer la ampliación.


     Al hacer un gran aumento y teniendo en cuenta la calidad de la imagen podemos comprobar cómo los agujeros de los engarces metálicos se mantenían además de las cavidades de las tijeras para la colocación de las piedras en su construcción. Probablemente cuando Duque toma la foto habían pasado poco más de veinte años de cuando se quitaron las lengüetas metálicas de manera que a su vez nos ayudaban a saber cómo debía ser la estructura y por eso nos atrevimos a hacer un dibujo.


     Para acabar, ayer al hablar con Rafa, el archivero municipal, me comentó que hay una maqueta antigua de madera del Azoguejo en el Archivo Municipal en la cual está representada esa farola del Acueducto, pero que no se sabe de cuándo procede. A partir de 1891 ya empezaría a instalarse el tendido eléctrico en Segovia y desaparecería poco después esa farola, porque en 1893 ya se había instalado un quiosco que tenía encima una farola con bombilla eléctrica.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
       Esta entrada se la dedico a los amigos Juanfran, Juan Pedro y Juanjo por los buenos ratos que nos pasamos hablando y comentando datos de nuestras fotos de coleccionismo. Además, a las Marías por darnos siempre su apoyo en querer conocer cosas sobre Segovia.
       Todo ha sido posible gracias a:
Las fotos facilitadas amablemente por el amigo Juan Francisco Sáez Pajares.
El archivo de la foto Nº 287 Segovia de Jean Laurent (1816-1886) de la Biblioteca Nacional.
El Acueducto en la fotografía Colección Sáez-Laguna. Editado por el Ayuntamiento de Segovia. Segovia 2009.
Una imagen de España, fotógrafos estereoscopistas franceses (1856-1867). AA.VV. Fundación Mapfre, Instituto de Cultura. Madrid, 2011.
Gaceta de Madrid del 20 de octubre de 1884, Núm 294.
La Tempestad semanario festivo del 25 de marzo de 1888 dirigido por Júpiter [Vicente Rubio Lorente], Año IX, Tormenta 400, del Archivo Municipal de Segovia.
Segunda vista por Chusseau-Flaviens (segunda parte) del blog del amigo Aku Estebaranz.
James Jackson en Segovia del blog del amigo Aku Estebaranz.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos 21 años.

domingo, 24 de marzo de 2019

ÁNGEL REVILLA MARCOS: Un estudio biográfico (1891-1946), parte primera.

       Este estudio tiene su origen en el encargo, aceptado por mi parte, de hacer una reseña biográfica de Ángel Revilla Marcos (1891-1975) para el diccionario biográfico de personas relacionadas con la Universidad Popular Segoviana (UPS), que este año cumple el centenario de su fundación. Aunque actualmente se llame Real Academia de Historia y Arte de San Quirce es la heredera directa de esa Universidad Popular habiendo pasado por cien años de importantes acontecimientos históricos: dos dictaduras, una democracia, una república y una guerra civil nada menos.

      Antonio Machado nada más llegar a Segovia el 26 de noviembre de 1919 se incorporará de inmediato a este "Ensayo de Universidad Popular Segoviana" que había comenzado a gestarse cinco días antes por iniciativa de varios profesores del Instituto y de la Escuela Normal de Maestros junto con destacadas personalidades segovianas, como el médico Segundo Gila Sanz y el arquitecto Francisco J. Cabello.

    Ángel Revilla fue el catedrático de Literatura española del Instituto de Segunda Enseñanza oficialmente desde finales de junio de 1929. Sin embargo, ganada la plaza por concurso de traslado, no se incorporará al centro segoviano hasta abril de 1930. A partir de ese momento Antonio Machado Ruiz no podrá impartir las asignaturas de Lengua castellana-Gramática o Historia General de la Literatura como sabemos probadamente por los expedientes académicos, del archivo de mi Instituto de Dioniso Ridruejo y de Francisco de Cáceres Torres.

ESTUDIO BIOGRÁFICO

     Nace en Salamanca el 25 de febrero de 1891. Suponemos que pasa sus primeros años en Salamanca, estudiando la enseñanza primaria, secundaria con varias matrículas de honor y superior. En la Universidad de Salamanca donde estudió fue alumno de Miguel de Unamuno. Su madre, Juana Marcos Esteban, era salmantina y su padre Perfecto Revilla Monge fue durante muchos años secretario del Ayuntamiento de Dueñas (Palencia).

      En 1913 se presenta por primera vez a la oposición para la cátedra de Literatura vacante en los Institutos de Cáceres, Jaén y Teruel por el turno libre. Durante 1917 fallece su hermana Amelia quedando como hijo único. En 1918 ya es doctor en Letras por la Universidad de Salamanca y en julio de ese año se casa con la cacereña Basilisa Benet Vasco.

Comienzos de Catedrático de Lengua y literatura en el Instituto de Lugo
      Oficialmente el 25 de junio de 1920 gana la cátedra del Instituto General y Técnico de Lugo. Allí escribirá varios libros, de crítica literaria, de texto y una novela. Además, da alguna conferencia en el Círculo de las Artes de Lugo:
       José María Gabriel y Galán, su vida y sus obras. Madrid, 1923 prologado por Unamuno.


      Algunas viejas ideas para la educación. Imprenta de los sucesores de Hernando. Madrid, 1924.
      Programa de Elementos de Historia General de la Literatura. Mauro Lozano. Segovia, 1925.
     Dionisio y otras dos novelas. Madrid, 1928 con prólogo de Plácido Pérez Castiñeira y epílogo de Narciso Alonso Cortés. 
   
Llegada a Segovia
      En la Gaceta de Madrid del 26 de junio de 1929 aparece su nombramiento como Catedrático numerario de Literatura Española en el Instituto de Segunda Enseñanza de Segovia. Con lo cual inicialmente se debía incorporar en el curso 1929/1930, pero según la historia del Instituto realizada por Rafael Hernández con el archivo del centro, se incorpora en abril de 1930. Deducimos por tanto que coincidirá en el Claustro del centro segoviano con Antonio Machado durante los cursos académicos 1929/1930, 1930/1931 y 1931/1932*.

      Cuando llega a Segovia lleva casado más de diez años con Basilisa Benet, nacida en Malpartida (Cáceres) y poco después de la muerte de su padre en 1934, convivirán con ellos la madre y la tía de don Ángel.


     Pasados unos meses, será invitado a dar una conferencia el jueves 12 de febrero de 1931 en el salón de San Quirce de la Universidad Popular Segoviana, sobre el tema Del Romancero a las Mocedades del Cid, de Guillén de Castro.


    
    Dos días después, estuvo el sábado 14 de febrero de 1931, en el famoso acto desarrollado en el Teatro Juan Bravo de Segovia organizado por la Agrupación al Servicio de la República. En la foto que el fotógrafo Alfonso Sánchez García inmortalizó apreciamos a muchos de sus compañeros del Instituto: Machado, Santos Blanc, Agustín Moreno, Ricardo Riesco, Rubén Landa... Y es que don Ángel era, en ese momento, afín a la agrupación de Manuel Azaña, Acción Republicana.


      Durante el mes de junio de forma entusiasta y desinteresada dio varios mitines por la provincia de Segovia siguiendo las directrices de la Agrupación al Servicio de la República. En ellos explicaba pedagógicamente el nuevo régimen democrático para las elecciones constituyentes del 28 de junio de 1931 a favor de la Conjunción Republicano-Socialista.   

      En el verano de 1931 la Universidad Popular Segoviana estaba formada por: Francisco Javier Cabello Dodero (Director), Antonio Machado Ruiz (Director honorario), Segundo Gila Sanz, Agustín Moreno Rodríguez, Mariano Quintanilla Romero, Antonio Ballesteros Usano (Secretario), Manuel Palomares Millán, Juan Zuloaga Estringana, Rubén Landa Vaz, Fernando Arranz López (nombrado en 1927 se mantenía en Argentina y no había tomado posesión), Juan de Contreras y López de Ayala (marqués de Lozoya), Alfredo Marqueríe Mompín, Antonio Mazorriaga Martínez, Marceliano Álvarez Cerón y Fernando Gallego de Chaves y Calleja (marqués de Quintanar). A finales de diciembre, el Inspector jefe de Primera Enseñanza, Antonio Ballesteros, pasará a ser profesor correspondiente por su traslado a Madrid y se nombra profesor de la UPS a Ángel Revilla Marcos con fecha 31 de diciembre de 1931.

      Muy probablemente son sus compañeros del Instituto, Machado, Agustín y Rubén los que le fueron introduciendo en la Universidad Segoviana. Su primera intervención oficial en la UPS es en la tarde noche del miércoles 2 de noviembre de 1932 pronunciando una amena charla sobre la vida y algunas de las obras de Jerónimo de Alcalá Yáñez y Ribera, para posteriomente instalar una placa conmemorativa por el III centenario de su muerte, creada por su compañero Juan Zuloaga.


      Gracias a la amabilidad del amigo Alberto García Gil podemos comprobar cómo don Ángel hacía excursiones con sus alumnos durante 1933. En la imagen vemos sentado en la escalera a don Ángel con sus pupilos con la mano en la barbilla. En la excursión estaba la alumna María Elia Gil, madre de los hermanos García Gil, que seguro recordó durante mucho tiempo la visita guiada por Revilla a su ciudad de nacimiento.


      A partir del curso académico 1934/1935, con el gobierno de la CEDA recién nombrado y presidido por Alejandro Lerroux, es agregado al Instituto Nacional de Segunda enseñanza Quevedo de Madrid para desempeñar, de forma interina, el puesto de Director del Centro, siendo el Secretario José L. Asiaín Peña. En la Gaceta de Madrid del 26 de octubre de 1935 aparece su nombramiento para el cargo de Vocal de la Junta Económica Central del Instituto de Segunda Enseñanza.

Penurias y cárcel durante la Guerra Civil
      La sublevación militar del 18 de julio de 1936 siendo, desde 1934, Director interino del Instituto Quevedo le pilla en su residencia de verano de Dueñas (Palencia), de modo que no pudo volver al Instituto madrileño, aunque su plaza oficial de catedrático estaba en el Instituto de Segovia, cubierta interinamente. En el Instituto de Segovia era Director provisional desde  abril José Adellac García.

     Por el bando de 27 de julio de 1936, José Tenorio Muesas, Coronel comandante militar de la provincia de Segovia promulgaba en su primer artículo: "Que serán dados de baja en sus respectivas nóminas todos los funcionarios públicos, del Estado, Provincia y Municipio, que antes del 1º del próximo mes de agosto no se hayan reintegrado a sus oficinas, decretándose el cese el día 31 del actual".

     A continuación se publicaba una circular en B.O. extraordinario de la Provincia de Segovia del 14 de agosto de 1936, del Gobernador civil, Joaquín España Cantos (comandante de la Guardia civil), delegado de la autoridad militar.
       "El Ilmo. Sr. Comandante militar de la Plaza, con arreglo a las atribuciones que le han sido conferidas, se ha servido disponer el cese inmediato en sus respectivos destinos y la baja en nómina a partir del día primero del corriente mes, de todas las personas que por hechos anteriores o posteriores al movimiento salvador de España, hayan demostrado simpatías por las doctrinas de tipo marxista o que por sus actos o palabras hayan incurrido en responsabllidad y se encuentran detenidos a disposición de la autoridad civil o militar desde el 19 de julio último, ya pertenezcan como funcionarios civiles al Estado, Provincia o Municipio o estén empleados en empresas, compañías o particulares.
     Lo que se hace público para general conocimiento y cumplimiento bajo la responsabilidad de sus respectivos jefes, patronos y habilitados"

     En el B.O. de la Provincia de Segovia del 31 de agosto de 1936 se publica el cese y baja en nómina de Ángel Revilla Marcos. Poco después, en B.O.P. de Segovia del 13 de noviembre de 1936 la orden del Rectorado de Valladolid determinando su suspensión definitiva de empleo y sueldo con la incautación de los haberes no devengados. Este cese se hace oficial a nivel de la zona nacional, publicando en Burgos, el Boletín Oficial del Estado de 21 de noviembre de 1936 la suspensión de empleo y sueldo firmada por Fidel Dávila [Arrondo], el 17 de noviembre, como Presidente de la Comisión de Cultura y Enseñanza.

      La crispación de la guerra civil a nivel del centro de Segovia es patente en la significativa Nota del Instituto Nacional de Segunda Enseñanza publicada en el semanario segoviano de Acción Popular Agraria La Ciudad y Los Campos, Nº 254, de 28 de noviembre de 1936 sobre "Públicas recientemente y por distintos medios de difusión, diferentes actuaciones, imputadas a los ex catedráticos de este Instituto señores Machado Ruiz, Landa Vaz y Jaén Morente, indiscutiblemente censurables, por antipatriotas y contrarias al actual movimiento salvador de España, el Claustro de este Centro no podía mostrarse ajeno a las afirmaciones, que, de ser ciertas, mancillaban el honor colectivo y, en consecuencia, en sesión celebrada el 11 del actual, acordó por unanimidad declarar indeseables a tales señores y estimando a la vez como depresiva la presencia de sus nombres en el Escalafón al que nos honramos en pertenecer". En ese Claustro no estaba don Ángel, por depuración, y a buen seguro teniendo en cuenta su integridad, hubiese votado en contra.

      Según van pasando los años de guerra don Ángel y su familia viven en Segovia y por fín aparece en el B.O.E. del 21 de junio de 1937 la reposición en su plaza de Segovia con pérdida de los haberes devengados durante la suspensión. Es decir, que oficialmente desde el 1 de agosto de 1936 hasta el 20 de junio de 1937, casi once meses, no tuvo sueldo y tampoco tenía derecho a percibirlo después. Sin embargo, esta decisión oficial no significaba que no pudiese tener problemas de encarcelamiento, ya que según el Expediente Nº 1047 de la Prisión Provincial de Segovia, consta "Detenido el 8 de enero de 1938. En libertad el 9 de marzo de 1938". Es decir, que oficialmente desde el 21 de junio de 1937 había vuelto a su cátedra de Segovia, habiendo una dirección conjunta de Daniel Fraga Aguiar y Narcisa Martín Retortillo, pero no tenía libertad absoluta.

Estabilidad en su cátedra y sus cargos ejecutivos iniciales en el Instituto
       Al menos desde 1940 vive con su esposa, su tía Catalina y su madre Juana (hasta que fallece), en la calle de Santa Ana Nº 10 de Segovia. Podemos estimar su situación económica según el B.O.E. del 1 de marzo de 1940, en el que se publica el escalafón de catedráticos de Instituto donde Ángel Revilla Marcos está en la 5ª categoría con un sueldo anual de 13200 pesetas al igual que sus compañeros José Adellac y Alejandro Llovet, mientras que Agustín Moreno está en la 4ª categoría con sueldo anual de 14400 pesetas.

     Desde octubre de 1943 es nombrado Jefe de Estudios del Instituto, siendo su Director, el sacerdote, catedrático de Latín, José Crecente Vega (1896-1948) y Secretario José Adellac García (1898-1946). En ese cargo se mantuvo durante diez años.

      El catedrático numerario de Matemáticas José Adellac García, que era vecino de don Ángel del Nº 10 de la calle Santa Ana falleció con 48 años dejando viuda y dos hijos: José Ramón y Fernando Adellac González. Con lo cual, don Ángel, que no tenía hijos, hizo un poco de padre y ayudante en los estudios secundarios de ambos.

      En abril de 1946 la Dirección General de Enseñanza Media del Ministerio de Educación Nacional resuelve dejar sin efecto la "suspensión e inhabilitiación para el desempeño de cargos directivos y de confianza en Instituciones Culturales y de Enseñanza".

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedico a JuanMa y a Miguel Adellac, cuyo padre conoció a don Ángel en su casa de la calle de Santa Ana.
       Todo ha sido posible gracias a:
Reseña Histórica del Instituto Nacional de Enseñanza Media "Andrés Laguna" de Segovia. Rafael Hernández Ruíz de Villa, en Estudios Segovianos, Nº 58, Instituto Diego de Colmenares. Segovia, 1968.
Expedientes académicos de Dionisio Ridruejo y Francisco de Cáceres del Archivo del IES Andrés Laguna.
Padrones Municipales de 1945 y 1950 del Archivo Municipal de Segovia.
La Ciudad y Los Campos, Semanario de Acción Popular, Segovia 28 de noviembre de 1936, Año VI, Núm. 254. Gracias al amigo César Gutiérrez.
Academia de Historia y Arte de San Quirce. Datos históricos. Juan de Vera. Segovia, 1980.
La Universidad Popular Segoviana 1919-1936. Manuela Villalpando Martínez. Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, Segovia al paso, Nº 7. Segovia, 1999.
La represión franquista de la enseñanza en Segovia. Carlos de Dueñas y Lola Grimau. Ámbito Ediciones. Valladolid, 2004.
Gaceta de Madrid  del 26 de junio de 1929, Núm. 177.
Gaceta de Madrid  del 26 de octubre de 1935, Núm. 299.
Boletín Oficial del Estado, Burgos, sábado 21 de noviembre de 1936, Año I, Núm. 36.
Boletín Oficial del Estado, Burgos, lunes 21 de junio de 1937, Año II, Núm. 244.
Boletín Oficial del Estado, viernes 1 de marzo de 1940, Año V, Núm. 61.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos veinte años.