miércoles, 26 de agosto de 2015

LOS AUTOMÓVILES EN SEGOVIA (1900-1936): Los surtidores de gasolina (2ª parte)

     Continuamos la entrada anterior sobre la instalación de los primeros surtidores de gasolina en Segovia.

SURTIDOR SOLICITADO POR PETRÓLEOS PORTO-PI S.A.
      La cuarta solicitud comenzó el 15 de septiembre de 1925 realizada por Manuel Benlloch Martínez, en representación de Petróleos Porto-Pi S.A. proponiendo los alrededores de la Puerta de Madrid "Que deseando instalar en esa población y en la confluencia de la carretera de Segovia con la carretera de Madrid y estación, en el vértice correspondiente a la estación de Segovia y sitio preciso que se determine, un aparato surtidor de gasolina con depósito subterráneo para la venta de este combustible...".

        Pagola como arquitecto municipal hace informe para el Alcalde "...para la debida tramitación del expediente, es preciso que se acompañen los planos y memoria duplicados, así como las del emplazamiento que se solicita y sobre los cuales funda aprobable dicho emplazamiento ó modificarse según el caso" y el alcalde al día siguiente dice que se dirija al solicitante transcribiéndole lo que falta.

       A los siete días Pagola dice "Una vez cumplidos los requisitos que previenen las Ordenanzas Municipales, no veo inconvenientes en que se conceda la licencia solicitada... y favorable el sitio en que intenta emplazarse lo encuentro adecuado para el objeto a que se destina" y que pasará informe a Obras Públicas por orden del Alcalde.

       El ingeniero jefe de Obras Públicas contesta el 30 de octubre de 1925 con las condiciones a las que se deben ajustar y el alcalde Tomás Sanz firma el día 2 de noviembre.

       El 4 de noviembre de 1925 Manuel Benlloch firma y pone el sello de Petróleos Porto-Pi S.A. Región Central "He recibido del Sr. Alcalde de esta Capital, oficio del Sr. Ingeniero de Obras Públicas de esta provincia comunicándome la autorización para instalar un depósito de gasolina y á su servicio también las condiciones a que me he de ajustar en la construcción de las obras..."

       La instalación y puesta en funcionamiento se terminaría en marzo o abril de 1926. En la siguiente imagen realizada, entre 1926 y 1930, por fotógrafo anónimo, propiedad de la Fundación Telefónica, hemos señalado la situación del surtidor.

Esta foto es propiedad de la Fundación Telefónica
   
     Como todos podemos comprobar el surtidor, con los cambios oportunos por mejoras tecnológicas, es el único que se mantiene en el lugar original desde hace noventa años.

SURTIDOR SOLICITADO POR ANTONIO DEL ROSAL
      La quinta solicitud comenzó el 23 de noviembre de 1925 realizada por un capitán de Artillería, vecino de Madrid, proponiendo la carretera de Boceguillas "... solicita autorización para comenzar las obras de instalación de un surtidor de gasolina, con depósito enterrado de 5000 litros, á la entrada de la Carretera de Boceguillas y sitio marcado en el croquis que acompaña...siendo la bomba de tipo "Hardoll" de medida visible que constituye la máxima garantía para el público...".


    Pagola como arquitecto municipal hace informe para la comisión el 15 de diciembre de 1925 y es aprobado al día siguiente por la Comisión Permanente proponiendo el siguiente lugar.


     El informe de la Jefatura de Obras Públicas aprobando la solicitud se hace en enero de 1926.

      Entre el 18 y el 22 de abril de 1926 se colocó el depósito subterráneo de gasolina y el comandante de Artillería, Pedro Anadón Mayayo (Jefe de labores en el Parque Regional de Artillería) envía el día 22 a Mariano Maltrana una carta pidiendo autorización para apoyar en la pared, propiedad del padre Napoleón Maltrana, un tubo de aireación.

     Esto provocó que Napoleón Maltrana y López, propietario de todo el edificio en el que se encontraba el Parador del Acueducto, hiciese un gran recurso en el cual detalla el lugar exacto "...en la acera de dicha casa enfrentando en el local destinado a herradero, un poco por debajo de este" que presentó el 1 de mayo de 1926 y solicitaba entre otras cosas la demolición de las obras y la retirada del aparato-depósito de gasolina. Pagola teniendo presente el recurso hace un informe el 20 de mayo "cree el que suscribe haber informado á los principales puntos de la exposición del Sr. Maltrana y entiende en consecuencia que procede desestimar la reclamación de dicho señor". La desestimación fue aprobada en sesión ordinaria de la comisión permanente del 8 de septiembre de 1926 y firmado el recibí por Napoleón Maltrana, en Veganzones el 20 de septiembre.

      La puesta en funcionamiento se terminaría hacia mayo o junio de 1926, de modo que en la zona había dos Paradores, con dos garajes, talleres de reparación y tres surtidores (una completa estación abierta de transportes en 1926). En la siguiente imagen, circa 1929, podemos ver la situación definitiva del surtidor a unos quince metros del surtidor del Parador del Norte que en ese momento estaba a cargo de Mariano San Frutos.


     Este surtidor se debió mantener poco tiempo. No sabemos, en este momento, cuando desapareció, pero pensamos que antes de la guerra.

SURTIDOR SOLICITADO POR PETRÓLEOS PORTO-PI S.A.
      La sexta solicitud comenzó el 9 de diciembre de 1925 realizada por Manuel Benlloch Martínez en representación de Petróleos Porto-Pi S.A. proponiendo la Plaza Mayor "... Que deseando instalar en la Plaza Mayor y lugar que se indique, un depósito subterráneo con aparato surtidor de gasolina para la venta de este combustible...".

      Pagola como arquitecto municipal hace con fecha 9 de diciembre el informe correspondiente para el Alcalde en el que no ve inconveniente para que se conceda licencia en el lugar señalado:


      En el informe se adjuntan las características técnicas y el modelo de aparato Bowser para un depósito de capacidad de 5000 litros certificadas por el ingeniero industrial Narciso Seriñá:


       En la sesión ordinaria del 16 de diciembre se aprueba por unanimidad en todos sus extremos, pero añadiendo "... que se abonará por el solicitante el importe que se imponga á estas concesiones, por el Excmo. Ayuntamiento..."  firmado por el Alcalde Tomás Sanz y el secretario correspondiente, a fecha de 21 de diciembre de 1925 y concedido al solicitante, el 29 de diciembre de 1925, pero unos quince días después, se produce cambio de alcalde por Fernando Rivas.

     Como podemos comprobar casi después de un año la instalación todavía no se había realizado. La decisión había sido llamativa y en El Adelantado de Segovia del lunes 20 de diciembre de 1926, en portada, apareció un artículo, a modo de editorial local, que decía:
      "Parece que se va a 'perpetrar' la instalación de un surtidor de gasolina en plena plaza Mayor...
     No tienen necesidad los automovilistas, en Segovia, de más surtidores que los existentes, con exceso, en las inmediaciones del Azoguejo. Si la hubiera, no sería ciertamente la plaza lugar indicado para la nueva instalación. En ella no existe ámbito suficiente para el paseo y para el paso de carruajes. Ninguna de estas dos circunstancias puede desaparecer; y siendo así, todo obstáculo causado por instalaciones, artefactos, o detención de vehículos, constituye un atentado a la comodidad del vecindario.
      El Ayuntamiento seguramente comprenderá estas consecuencias y sabrá adoptar los acuerdos necesarios para evitar se lleve a cabo esa instalación."

      Evidentemente la instalación y puesta en funcionamiento se produjo hacia mayo de 1927. De marzo de 1929 disponemos de una imagen de un turista fotógrafo:


      Como se puede comprobar el modelo de aparato ya tenía unas vasijas, de varios litros de capacidad, en las cuales se iban llenando del combustible que desease el usuario utilizando una manivela.

      Según pasaron los años se vieron los inconvenientes del surtidor para los peatones, pero también las ventajas para los automovilistas y para algunos autobuses que partían a sus destinos para la provincia, San Ildefonso y Riaza al menos, desde la plaza Mayor.

       También disponemos de una imagen, circa 1934, con el surtidor de la plaza con su vigilante al lado, pero ya con un precio de 0,76 pesetas el litro de gasolina.


         El surtidor se mantuvo más de diez años, aunque no sabemos por ahora exactamente cuando se quitó, pero si hemos visto fotos de 1945 en las que ya no está.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
      Esta entrada se la dedico a todos los segovianos que condujeron los primeros autobuses, camiones y automóviles que fallecieron antes y después de la guerra.
       Todo ha sido posible gracias a:
La foto de fotógrafo desconocido de formato 17x13 cm en el Archivo Fotográfico, apartado Entrada de la Línea Telefónica y Poste Distribuidor, de la Fundación Telefónica.
Historia de las comunicaciones en Segovia de Mariano Gómez de Caso Estrada editado por Caja Segovia Obra Social y Cultural, Segovia 2004.
Algunas anécdotas, personajes y establecimientos del corazón de Segovia a mediados del siglo XX. Félix S. de la Fuente Contreras. Editado por el autor. Segovia, 2004.
Web SITIO DE LAS MATRÍCULAS ESPAÑOLAS de David Urios Mondéjar.
El Adelantado de Segovia, lunes 20 de diciembre de 1926, Año XXVI-NÚM 6578.
Proyectos de las diferentes solicitudes de surtidores de gasolina del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula de Contribución Industrial del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos diecisiete años.

No hay comentarios: