viernes, 21 de agosto de 2015

LOS AUTOMÓVILES EN SEGOVIA (1900-1936): Los surtidores de gasolina (1ª parte)

     En las dos primeras décadas del siglo XX sólo había matriculados con matrícula SEG, de Segovia, 61 automóviles entre coches, camiones, autobuses y motocicletas. Y aunque hubiese más vehículos matriculados de otras ciudades no llegaría a las 150 unidades en toda Segovia. En ese momento, los automovilistas disponían de los garages (así llamados, como en Francia) para obtener el combustible, que comenzaron en Segovia hacia 1910.

      En la década siguiente la situación cambia vertiginosamente, entre 1921 y 1929 se matricularon en Segovia casi ochocientos sesenta vehículos y con los matriculados de otras ciudades habría unas mil unidades. A partir de abril de 1921 se hacen varias reales órdenes relativas al establecimiento de aparatos surtidores de gasolina. En particular, en Segovia es en mayo de 1923 cuando se empiezan a hacer solicitudes al Ayuntamiento de instalación de surtidores, siendo Manuel Silvestre Pagola el arquitecto municipal.

       En la memoria de un proyecto de las primeras solicitudes, de 1923, dice:
      La aplicación del motor de gasolina a la tracción de vehículos, ha tomado en los últimos años una extensión inusitada, aparejando como consecuencia, el extraordinario desarrollo a que ha llegado la industria de fabricación de tal combustible.
      El consumo de este líquido ha alcanzado una cifra fabulosa, que crece de día en día con la invasión del camión automóvil, destinado al transporte de mercancías.

     Entre 1924 y 1928 se instalaron seis surtidores en Segovia capital que vamos a detallar a continuación su historia inicial por orden cronológico. También, tenemos constancia de alguno instalado en la provincia, en Turégano, hacia 1930.

SURTIDOR SOLICITADO POR PEDRO PARAREDA
      Esta primera solicitud comenzó el 18 de mayo de 1923 proponiendo el Azoguejo "... desea instalar en el sitio que al efecto se le designe de la Plaza del Azoguejo de esta capital un depósito subterráneo de gasolina para proveer de ésta a los automóviles de la población...".

     Pagola como arquitecto municipal hace un informe para la comisión correspondiente en junio de 1923 e inicialmente propone en carretera de Boceguillas junto al pretil de la calle Gascos, desechando la plaza del Azoguejo.


    Sin embargo, teniendo en cuenta ordenanzas municipales y remitir el informe a la Jefatura de Obras Públicas no se acepta y se plantea un nuevo emplazamiento en octubre de 1923.


    Este lugar será definitivo, pero se retrasará casi un año, aunque la obra del vaciado para el depósito con las inspecciones de la Jefatura de Obras Públicas se hacían en unos cuatro meses. El surtidor era el típico de la época, tipo S.F. Bowser & Cª Inc.


      Se instalará junto al Parador del Norte y se pondrá en funcionamiento en febrero de 1925. En la siguiente imagen circa 1929 podemos ver el surtidor Bower ya instalado con el precio de 0,70 pesetas el litro de gasolina.


      El depósito se mantuvo, aunque se cambiase con los años el poste distribuidor, hasta 1961 con el derribo de la manzana del Parador del Acueducto y habiendo hecho el derribo del Parador del Norte diez años antes, en 1951.

SURTIDOR SOLICITADO POR SERVILIO TORREGO
      Esta segunda solicitud comenzó el 3 de noviembre de 1923 por un vecino de Madrid proponiendo el terreno delante del garaje de La Castellana S.A. "... desea instalar un aparato tipo G.B. Industrias Babel y Nervión frente al garage de su propiedad en el 49 km 9 hm de la carretera Villalba a Segovia..." con la memoria justificativa firmada por un ingeniero industrial y un plano de situación.


     Pagola hace un informe interno a finales de diciembre de 1923 detallado, teniendo en cuenta los inconvenientes que había habido con el anterior y todas las condiciones revisadas y aprobadas por la Jefatura de Obras Públicas junto con la memoria del proyecto. El recibí del solicitante llega el 3 de enero de 1924 donde se especifica un plazo de ejecución de seis meses.

       La instalación y puesta en funcionamiento se terminó en abril o mayo de 1924, de modo que fue el primero existente en Segovia y presentó un recurso en la tramitación del anterior argumentando que se encontraba a 30 metros del suyo y pedía que lo desplazasen a 500 metros (ésta fue una de las causas del retraso del anterior). Con la imagen circa 1928 desde la terraza del Postigo podemos situarnos en su distribución y su instalación definitiva por orden cronológico.


     El depósito cambió de titularidad en seguida, hacia 1929 y lo podemos ver en una imagen circa 1935 a través de los arcos de nuestro Acueducto con un coche a la puerta del garaje y taller de reparación que había en ese momento.


     Se mantuvo en funcionamiento más de treinta y siete años, aunque se cambiase el poste distribuidor, hasta 1962 con el derribo de la manzana del Parador del Acueducto.

SURTIDOR SOLICITADO POR EMILIO DE SOUSA
       La tercera solicitud comenzó el 27 de mayo de 1924 proponiendo la calle del Roble 20 delante de un garaje a su cargo "... Que deseando instalar un aparato subterráneo de gasolina con cabida de 20000 litros en la entrada del Nuevo Garage...".

     Pagola hace su informe que va a la comisión de fomento el 9 de junio de 1924 en el que advierte de posibles futuros edificios "... en el casco de la población y en una parte de ella de probable y fácil aumento de edificaciones, considero de algún peligro la concesión de la licencia solicitada..."  y la comisión  lleva para aprobar en la sesión de la comisión permanente del 17 de diciembre de 1924 en donde se aprueba pero con condiciones.

     El envío de la autorización de la licencia con la firma del alcalde Tomás Sanz y recibí firmado por Emilio de Sousa es del 22 de diciembre de 1924. De modo que el depósito con el surtidor se instalaría y se pondría en funcionamiento en abril o mayo de 1925.

     Poco después, el 25 de mayo, Emilio de Sousa ponía este sugerente anuncio para los automovilistas de gasolina Automovilina en El Adelantado de Segovia. En ese momento sólo había tres surtidores y algún garaje más que vendía combustible.



     Este depósito, con los cambios oportunos por mejoras tecnológicas, se ha mantenido básicamente más de ochenta años.
                                                                 Continúa
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     Esta entrada se la dedico a todos los segovianos que condujeron los primeros autobuses, camiones y automóviles que fallecieron antes y después de la guerra.
       Todo ha sido posible gracias a:
Historia de las comunicaciones en Segovia de Mariano Gómez de Caso Estrada editado por Caja Segovia Obra Social y Cultural, Segovia 2004.
Web SITIO DE LAS MATRÍCULAS ESPAÑOLAS de David Urios Mondéjar.
El Adelantado de Segovia, lunes 25 de mayo de 1925, Año XXV-NÚM 4932.
Proyectos de las diferentes solicitudes de surtidores de gasolina del Archivo Municipal de Segovia.
Libros de Matrícula de Contribución Industrial del Archivo Histórico Provincial de Segovia.
El apoyo en la divulgación sobre Segovia y aliento continuo de Isabel y Rafa del Archivo Municipal de Segovia.
Mi colección de postales, fotos y libros antiguos sobre Segovia de los últimos diecisiete años.

2 comentarios:

Carlos Calero dijo...

Muy bueno el artículo pedro, me ha gustado.

PEDRO LUIS PEÑAS dijo...

Carlos, reconoces bien la firma de tu abuelo político, ¿eh?.