jueves, 20 de enero de 2011

SOBRE LOS ANTECEDENTES DEL TURISMO EN SEGOVIA

     Hace cien años el turismo todavía estaba en ciernes, pero ya había ciertos movimientos que intuían sus posibilidades  futuras. En el periódico ABC de 6/4/1912 se decía "Así pues Madrid tendrá una nueva ocasión de demostrar su hospitalidad y de ofrecer a la admiración de los extranjeros sus tesoros artísticos y los que encierran Toledo, El Escorial, Aranjuez, Ávila, la Granja, Segovia y Alcalá de Henares, durante el próximo otoño". Se referían, al llamado V Congreso Internacional de Turismo, celebrado en Madrid del 24 al 30 de octubre de 1912, organizado por la Asociación de Propaganda de Madrid. Los asistentes al congreso vinieron a Segovia por esas fechas y se publicaron fotografías de su visita en las revistas de la época.


     Hace noventa años el jueves 27 de enero de 1921 a modo de editorial, en El Adelantado de Segovia, que dirigía Rufino Cano de Rueda, se publicaba el artículo EL TURISMO EN ESPAÑA y hacía constar su utilidad para Segovia.

     'Es muy oportuno el siguiente artículo que publica La Correspondencia de España, y que transcribimos a estas columnas, por el interés que tiene para Segovia, donde pudiera ser fuente de ingresos el turismo si se encauzara debidamente.
      Dice el colega madrileño:
    "Parece que comienza a preocupar el turismo en algunas ciudades españolas. Dos síntomas hemos sorprendido en estos días pasados que induce a creerlo así de modo inequívoco: la Asamblea de fondistas de Castilla, reunida en Burgos, el anuncio de que han comenzado ya los trabajos de organización del segundo Congreso de Turismo, que tendrá su sede en Tarragona.
    Hemos hablado muchas veces de turismo en estas columnas y cuantas veces lo hemos hecho otras tantas hemos lamentado la indiferencia con que se mira en España esta fuente de riqueza, que tantos beneficios puede producir a la economía nacional. Existen organismos provinciales y locales de turismo, todos con carácter oficial; pero la mayor parte de ellos actúan muy de tarde en tarde o actúan en secreto, que da el mismo resultado para la eficacia de su labor.
      En la Asamblea de fondistas reunida en Burgos se ha hablado mucho de turismo, y a este propósito, se han oído justificadísimas quejas del trato que el Estado da a las industrias auxiliares del turismo.
    No es posible que haya turismo ni es procedimiento para crearlo mirar con indiferencia el progreso de la industria hotelera tan descuidada en general, en España. Nos dolemos de que no vengan turistas en gran número cuando son verdaderos héroes los que llegan a algunos lugares y se hospedan en inmundos fonduchos,"donde toda incomodidad tiene su asiento". Es menester que esta industria, siquiera en las localidades que pueden ser consideradas como centros de turismo, cuente con alguna protección del Estado. No hay otro medio de aumentar ese manantial de beneficios.
     El Congreso que se reunirá en la histórica ciudad de Trajano en el próximo mes de Mayo, ha de ser fecundo en iniciativas, ya que en esta materia está aún todo sin hacer. Sería interminable la enumeración de los monumentos de imponderable valor artístico e histórico que hay repartidos por toda España; sería pálida e incompleta la descripción de las bellezas naturales que pueden atraer al turista y retenerle en nuestros lares largas temporadas. De todo ello se ocupará seguramente el Congreso de Tarragona, cuyo primero elementalísimo tema que ha de proponer, es la creación del turismo en España, porque hablando sinceramente, tenemos que reconocer que todavía no existe.".

      Para la realización de esta entrada se ha utilizado El Adelantado de Segovia de 1921, mi colección particular de imágenes y un profundo estudio publicado recientemente. Turismo, la mejor propaganda de Estado: España desde sus inicios hasta 1951 de Beatriz Correyero y Rosa Cal editado por Vision Net en 2008.

No hay comentarios: